Cefaleas

La cefalea más conocida es la migraña o jaqueca. Cursa con un dolor intenso que se localiza en la cuenca de un ojo, frente y sien de un lado; mejora con el reposo a oscuras y en silencio.

Aunque menos conocida, es más frecuente la cefalea de tensión. Se da en personas “nerviosas por dentro (aunque exteriormente pueda no parecerlo)”. Suele referirse como una presión, en parte o toda la cabeza; con frecuencia empeora conforme avanza el día. Como es de intensidad moderada el paciente generalmente sigue realizando su actividad, muchas veces con la ayuda de un analgésico.


Tanto la migraña como la cefalea de tensión pueden complicarse con la llamada cefalea por exceso de analgésicos. El paciente refiere que cada vez le duele más la cabeza y que le hacen menos efecto los analgésicos.

Cuando la cefalea es frecuente está indicado iniciar un tratamiento preventivo. Éste pretende reducir la frecuencia y la intensidad de los dolores de cabeza, permitiendo reducir sustancialmente los analgésicos.